La alegría de la resurrección del Señor nos reunió como comunidad educativa a celebrar de manera gozosa y festiva la Pascua.

El “lunes de Pascua” todo el personal que labora en los Colegios de la Presentación,  nos sentamos entorno a la mesa de la fraternidad para vivir juntos el ágape pascual que este año tuvo un énfasis especial, pues, siguiendo el “Seder” (“Orden” de la cena de pascua judía) que celebró Jesús con sus discípulos antes de su pasión, pudimos contemplar el misterio de la entrega y de la vida nueva en Jesús que actualizamos en cada eucaristía que prolongando así la cena pascual de Jesús con los discípulos. El Matzá (pan), el Kadesh (copa de vino), el Karpas y Maror (hierbas amargas) entre otros, fueron los alimentos compartidos en ambiente de alegría, fraternidad, oración y acción de gracias.

Los días martes y miércoles de Pascua las secciones de bachillerato y primaria respectivamente, vivimos la Eucaristía presidida por nuestro capellán, el P. Moisés García, que tuvo como mensaje principal la invitación a ¡Atreverse a vivir! La Pascua es el “paso” de la muerte a la vida, por eso todos nos sentimos retados a dar ese paso y romper con todo aquello que nos amenaza la vida,  para acoger con valentía las propuestas de Jesús en su Palabra; a través de distintos signos de ruptura y de vida nueva experimentamos la presencia de Jesús vivo entre nosotros y como los discípulos que fueron capaces de atreverse a vencer los miedos y anunciar que Jesús había resucitado, aceptamos la invitación a atrevernos a vivir animados por el Espíritu del Resucitado que nos trae paz y alegría.

¡ALELUYA! ¡JESUCRISTO HA RESUCITADO! ¡EN VERDAD RESUCITÓ!

Eleein Paola Navarro González