Palabras de la Promoción 2018

Muy buenos días hermana Nubia teresa Barco Jurado, rectora de la institución, Hnas. De la comunidad, Coordinadoras, personal operativo y administrativo, padres de familia y alumnos.

En el día de hoy quiero manifestar en nombre de toda la promoción 2017 nuestro agradecimiento a todos los presentes por reunirse con nosotros una vez más en el sitio el cual un día nos recibió con los brazos abiertos y que desde ese momento nos ha visto crecer.

Cuando llega el fin de una etapa de nuestras vidas, pensamos en todas las metas y objetivos que nos planteamos al inicio de esta misma; las vivencias, las sonrisas compartidas, los sueños cumplidos y los que aún quedan por concretar. Es tiempo de crear un puente entre lo planeado y lo alcanzado, entre aquello que nos permitió ser mejores personas y lo que nos queda por trabajar todavía.

Vienen a nuestra mente los recuerdos de aquellos días que nos hicieron felices y nos ayudaron a vivir, aprender y ser fuertes para lograr llegar a la meta trazada.

En una fecha tan especial y nostálgica como lo es esta, es bueno encontrarnos con las personas que nos han acompañado en el recorrido de este camino, de nuestras vidas, que sin duda define gran parte de nuestra historia.

Es difícil en unas cuantas palabras describir la lluvia de sensaciones y emociones por las cuales pasan nuestros corazones, almas y espíritus al darnos cuenta que pronto dejaremos de portar este uniforme que estuvo junto a nosotros todos los días distinguiéndonos como Estudiantes de esta gran Institución.

En cada uno de los rincones de nuestro querido colegio quedaran guardados esos momentos de felicidad, tristezas, triunfos y dificultades por las que tuvimos que pasar para llegar hasta este punto donde le colocamos fin a una etapa tan importante para nosotros y abrimos el futuro que nos espera como mujeres y hombres dignos, trabajadores, luchadores y emprendedores ya que fue la formación que se nos brindó durante las jornadas de cada día.

Como Estudiantes tuvimos la fortuna infinita de tener a personas que fueron más que unos guías, más que unos profesores, personas que asumieron el papel de unos segundos padres; mostrando con su trabajo una formación completa para que pudiéramos defendernos en cada uno de los campos académicos que nos esperan al salir de nuestro colegio y a afrontar cada uno de los retos ; caminar hacia el éxito requiere decisión y fortaleza para vencer  las dificultades que se presentan para encontrar un nuevo sol en nuestro horizonte.

Es difícil olvidar tantos momentos compartidos como cada acto cívico, cada olimpiada, cada izada de bandera, cada convivencia y todo evento que sin duda disfrutamos y dejaron huella, a pesar de que en apariencia eran actos rutinarios de la institución escolar.

Como olvidar las risas, los juegos, las peleas con los amigos, como olvidar cada frase y letra de nuestro himno, los concursos, partidos, inter-cursos de voleibol, básquet y futbol que nos unían y separaban por momentos, como olvidar las barras de los cursos en medio de actos carnavalescos, las discusiones con los profesores por notas o derechos y definitivamente como olvidar la alegría infinita al sonar el timbre de salida el cual hoy vemos tan cerca.

Desde hace unos días cada segundo en nuestra cuenta pasa más rápido, a pesar de que nuestros corazones desean lo contrario. Hoy comienza el gran desafío de la vida, la realidad está frente a nosotros; iniciaremos este camino con las fortalezas que nos dio nuestro colegio.

A nuestros compañeros de grado décimo fuera de cada uno de estos símbolos queremos dejarles un legado: que todos los sueños se cumplen con esfuerzo, dedicación y amor y decirles que cada uno de los pasos que están por dar estén marcados por la unión, la alegría y el entusiasmo y disfruten cada segundo porque ahora nosotros recordamos con nostalgia cada uno de esos momentos vividos que no volverán.

Hoy nos encontramos a un paso de la puerta de salida y es cuando volteamos atrás para ver todo lo recorrido, recordar aquellas personas que, aunque iniciaron con nosotros no se encuentran hoy aquí y reconociendo ante todos ustedes que este colegio nos dio más de lo necesario para crear nuestras bases y es momento de que nosotros continuemos construyendo este edificio.

Agradecemos a Dios por darnos la oportunidad de llegar a este momento y también a las hermanas, a nuestros profesores amables, chéveres y exigentes que nos ayudaron a formarnos no solo como buenos estudiantes sino también como buenos seres humanos y agradecemos también a nuestros compañeros de otros cursos por acompañarnos cada día y compartir con nosotros esta Institución a la que tanto le debemos y que ahora y siempre será nuestro segundo hogar.

Hoy les decimos quiéranlo y cuídenlo como patrimonio de esta ciudad y háganlo parte de su vida y de su historia.

La promoción 2017 expresa con satisfacción y una alegría infinita en el corazón de todos que ser Estudiante del Colegio de La Presentación de Santa Marta es todo un honor y ser Ex alumno de este es un privilegio y orgullo que llevaremos en nuestros corazones por toda la vida.

Nuestra eterna gratitud, que Dios los bendiga

María Alejandra Cabrera

Estudiante Grado Undécimo

Palabras de despedida Grado Décimo

Hoy, es un gran día, ese con el que todos soñamos cuando empezamos nuestro bachillerato, es un día de sentimientos encontrados, en el que los despedimos, pero no es un adiós, sino, un hasta luego, porque sabemos que en un futuro no muy lejano nos volveremos a encontrar; nos despedimos no sin antes animarlos a que, así como lo han hecho durante todo su recorrido en la institución sigan dejando huellas con cada uno de sus actos.

Desde lo más profundo de nuestro corazón los animamos a iniciar con optimismo, alegría e idoneidad el nuevo camino que han de emprender, invitándolos a que continúen fortaleciendo sus vidas y su ser, con las pedagogías de Marie Paussepin y las enseñanzas de la Iglesia, haciendo de ellas, la columna vertebral de su apostolado profesional, dejando traducir en su diario vivir los principios recibidos en sus años de vida escolar en este, su segundo hogar.

Les deseamos a los futuros exalumnos presentación los más grandes éxitos.

Que su sueño, el gran sueño azul de la presentación, se vea materializado en cada una de sus vidas y que sea cual sea el camino que tomen este traiga satisfacción para ustedes, sus padres, familiares y la comunidad educativa que los ha visto crecer e ir forjando sus personalidades.

Que el éxito, el triunfo y la humildad sean siempre sus fieles compañeros para alcanzar la realización personal. Marie Poussepin los acompañé y los guie siempre.

Por último, después de recordar en el día de ayer las pedagogías de Marie Poussepin, la promoción 2018 quiere que siempre lleven consigo y guarden en su corazón una de estas como lo es: “Vio lo que era recto ante los ojos del señor y lo cumplió” “La oración es una conversación familiar con Dios” para que siempre interioricen y trasmitan los valores del silencio, la admiración, la gratuidad, la reflexión y contemplación”

Muchas gracias, y hasta pronto promoción 2017.

María Alejandra Escobar Murgas

Estudiante Grado Décimo