Escrito por:

Andrea Matera, Estudiante de 10° A

Los estudiantes de décimo grado en su clase de Educación Religiosa, bajo la dirección de su docente Elizabet Ferrer realizaron unos “caballetes” con materiales reciclables.

El fin de estos caballetes era poner a volar la imaginación y creatividad de los estudiantes, ya que cada uno debía hacer su caballete con su sello propio.

Esta fue una actividad de suma importancia para grado Décimo, ya que lo que debía sostener el caballete era un recorte de cartón paja con mensajes, frases y/o enseñanzas de nuestra fundadora Beata Marie Poussepin.

Al terminar el trabajo los estudiantes decidieron obsequiar sus manualidades al personal de la comunidad Presentación tanto a Profesores, Coordinadoras, Hermanas, entre otras personas para que así todos tengan presente la enseñanza de Marie Poussepin y recuerden que tan importante es para nuestra educación.