Promoción 2019

Escrito por:

Margarita Caballero Forero, Promoción 2019

Hoy tengo el honor de decir estas palabras, las últimas que diré desde este escenario que me llena de recuerdos, estando aquí de pie, se me vienen a la cabeza sentimientos de nostalgia y al mismo tiempo de alegría.

Nostalgia porque sé que ya nada será igual, sé que llegará el lunes y ya no estaremos todos reunidos en el salón de clases o en los descansos, y por ello me harán falta; extrañaré las discusiones entre los salones, las idas y venidas; los llamados de atención, las clases, y sobre todo, los extrañaré a ustedes amigos.

Por otro lado, los sentimientos de alegría también están presentes, porque hemos culminado una etapa muy importante, y a partir de hoy cada uno seguirá el camino que los lleva a la realización de  sus sueños, y estoy emocionada por verlos crecer, así sea de lejos.

Hoy es un día especial, un día especial para DAR GRACIAS.

Agradezco primero a Dios, por haberme permitido estudiar en este maravilloso colegio, que se convirtió en mi segundo hogar, por haber puesto a cada uno de ustedes en mi camino y por hacerme la persona que soy hoy, gracias amigos por hacer de este último año un año inolvidable, y por hacer que el tiempo compartido, se quede guardado en lo profundo de mi corazón.

Gracias a mis Maestros, los que me dieron clases en Preescolar y en Primaria porque se esforzaron para convertirme en una gran estudiante, y a los que me dieron clases en todo el bachillerato, y en especial en este último año.

Gracias por demostrarme que en la vida nada es fácil, que las cosas se consiguen trabajando, y no de gratis, y lo más importante que nunca se me debe olvidar Ser Persona, que eso vale más que todo, que un número, una calificación o un puesto no definen a nadie, y aunque me demoré en entenderlo, lo logré en el momento justo para continuar mi vida y para mejorar mi futuro.

Nunca olvidaré esa imaginación de Ana Karolina con K, las frases motivacionales de Carlos, los chistes de Vilo, el «excelente» de Fabricio, o la franqueza de July, el cariño de Adler, la fe de la Hna. Rita, las enseñanzas de las coordinadoras, las locuras de Michel, las exigencias de Sosa, el carisma de Edgar, la alegría de Oscar, la dedicación de Gregorio.  Ustedes han marcado mi vida, de la mejor manera posible, me han enseñado infinidad de cosas, y no tengo más que agradecerles por todo lo que son, y todo lo que saben, mi cariño más grande es hacia ustedes, y en cada uno de ustedes dejo una parte de mí.

Gracias infinitas a las Hermanas de la Caridad Dominicas de La Presentación; mujeres valerosas, humildes y dedicadas en cuerpo y alma a nuestra formación en principios y valores. A todas las Hermanas de la Comunidad, que nos han compartido no sólo sus conocimientos, sino su cercanía y comprensión,  hoy les agradezco, por avivar en nosotros  la llama del amor a Dios, y al prójimo.

Gracias especiales a nuestra Hna. Nubia, usted ha sido un pilar fundamental en nuestros últimos años de bachillerato, siempre nos llamó sus favoritos, infundiendo confianza y estima en cada uno de nosotros. En estos últimos 3 años a través de su gestión proactiva y siempre con la mirada puesta en el futuro, usted hizo posible que nosotros los estudiantes, gozáramos de las mejores condiciones para estudiar y dar lo mejor de nosotros mismos. Gracias por el proyecto de climatización de las aulas de clase, la modernización de la Sala de Informática, los laboratorios de Química y Física, la creación de un estudio de radio y televisión, y un Santuario a nuestra Fundadora, para no olvidar cuáles son nuestras raíces, quiénes somos y cuál es nuestro papel en la sociedad: Servir al prójimo como lo hizo Marie Poussepin.

Gracias Hna. Nubia por su liderazgo pedagógico, por su calidez y dedicar todo su tiempo en beneficio de ésta Comunidad Educativa.

Que nuestro Dios la recompense a usted y a todas las Hermanas de la Comunidad con inmensa fe, salud y dinamismo para que continúen su obra de evangelización y formación en favor de los niños y jóvenes  de Santa Marta y de todos los lugares del mundo donde están presentes.

En este día, me doy cuenta de que la solución ya no es pasar la página, hoy, hemos terminado de leer el libro, no hay un siguiente capítulo, simplemente se acabó y debemos empezar uno nuevo, y esta vez, lo escribiremos nosotros, no será fácil, nos tendremos que esforzar, pero así es la vida, y para eso nos han preparado en este colegio, para ser los mejores, para trabajar hasta obtener lo que deseamos, y sobre todo, a nunca rendirnos, alguien muy especial me dijo: “Eres una luchadora, y los luchadores nunca se rinden” y yo sé que cada uno de ustedes es un luchador, dispuesto a hacer de todo, para que sus sueños se hagan realidad.

Gracias por lograr que mis emociones salieran a flote, los extrañaré un mundo.

Promoción 2019, ¡Lo logramos!